En 1958, la Legislatura de Puerto Rico aprobó una ley para que la Universidad de Puerto Rico explorara la posibilidad de establecer una escuela de arquitectura en la Isla. Ese mismo año, en la reunión anual del AIA (American Institute of Architects) llevada a cabo en Cleveland, Ohio, se presentó una resolución con esa misma intención por el Arq. Santiago Iglesias hijo, que resultó en una expresión de apoyo para la creación de la escuela en Puerto Rico.
En reconocimiento a ese compromiso, nuestra Biblioteca, con la colección de libros de arquitectura más grande del Caribe, lleva su nombre. En octubre del año 1965,
el arquitecto Jesús Amaral, egresado de la Universidad de Cornell fue nombrado consultor ejecutivo con la responsabilidad de organizar la Escuela.

Nuestra Escuela fue resultado de muchos años de esfuerzos de arquitectos puertorriqueños y extranjeros que apoyaron la creación de una escuela de arquitectura en Puerto Rico. Informes como los del decano Josep Lluis Sert y el profesor Reginald Isaacs, ambos de la Universidad de Harvard, Creación de una Escuela de Arquitectura en Puerto Rico en febrero de 1959; el del Instituto Americano de Arquitectos, AIA, Report to the University of Puerto Rico en abril de 1959; y el del arquitecto Jesús Amaral, Propuesta para la organización y funcionamiento de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Puerto Rico en 1966, fueron sometidos al Rector Jaime Benítez. En 1966, el Consejo de Educación Superior reconoció oficialmente la Escuela de Arquitectura como una unidad de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras. La selección del campus del Recinto de Río Piedras como lugar para ubicar la nueva escuela se debió a su carácter humanístico, cercanía a actividades culturales, a oficinas de arquitectura del país a la Junta de Planificación y al Instituto de Cultura Puertorriqueña y mejores oportunidades de empleo. La localización también permitió que la Escuela tuviera su autonomía y carácter distintivo al de las facultades de ingeniería en Mayagüez.

Cuando el arquitecto Jesús Amaral fue nombrado Director de la Escuela, recomendó que se utilizara el Centro de la Facultad del Recinto, diseñado por el arquitecto Henry Klumb, como edificio temporero para las nuevas instalaciones, hasta que un nuevo edificio se construyera. Las facilidades fueron adaptadas para su nuevo uso por el mismo arquitecto Klumb, mientras que el arquitecto Jaime Cobas diseñó sus espacios interiores. Profesores distinguidos de programas de arquitectura de Cornell, Harvard y MIT fueron consultores para el diseño del programa académico, un bachillerato de seis años en Arquitectura. En el verano del año de su fundación, 600 solicitudes de admisión fueron evaluadas y 60 estudiantes aceptados al recién iniciado programa. Una revisión curricular en el año 1976, transformó el programa existente a un programa 4 + 2: Bachillerato de cuatro años en Diseño Ambiental (BDA) y una maestría de dos años
(M. Arch) para la obtención de un grado profesional.

Actualmente, nuestra Escuela cuenta con dos programas académicos, el Bachillerato en Diseño Ambiental y el Programa Graduado, único conducente al grado profesional acreditado por la National Architectural Accrediting Board (NAAB). Desde el 1973, ha graduado 72 estudiantes de su bachillerato profesional (B. Arch), 1592 estudiantes del BDA y 752 estudiantes del M. Arch. La última visita de acreditación fue en el 2014 en la cual la Escuela de Arquitectura obtuvo la acreditación máxima por ocho años.